22 de diciembre de 2010

"Para inducirla a mirar él fingió que se iba"



"...y al fallar esto, se sentó en el extremo de la cama y le dio golpecitos con el pie.

-Wendy...
Ella seguía sin mirar, aunque estaba escuchando atentamente.
-Wendy...- siguió él con una voz a la que ninguna mujer ha podido todavía resistirse"


Esta noche he tenido un sueño.
Estaba en una estación de tren. Con prisa, decidida a coger un tren.Entonces, alguien gritaba mi nombre. Incluso en el sueño me era imposible no reconocer su voz.
Paré en seco. De espaldas, podía escuchar sus pasos acercándose a mi.

-Hola - me dijo la voz.

Fingiendo fastidio, y convenciendome de que tan solo lo hacía por educación, me giré:
-Hola.

Dispuesta a desenfundar la espada le miré a los ojos. Pero algo había cambiado. Esos ojos que me habían mirado bravuconamente desafiantes tantas veces parecían sinceros.

- Hace mas de un año desde la última vez que te vi- dije desarmada, avergonzada y, como tantas otras veces, insultándome mentalmente.

Y sin venir a cuento, me besó.
No. No como en las películas. Un simple y suave roce de labios.

Y desperté.
Y me cabreé por mil razones.
Y pasé 8 horas sin dejar de pensar en porqué narices tenía que soñar yo eso.
Y 8 horas después, me lo encontré.

♦Wendy♦


2 Mensajes:

kbezona dijo...

¡¡¡¡OOhhhh!!!!<3<3<3

¡¡¡¡Encantada de conocerte Wendy!!!! :DDDD

¿Y sabes? ME ENCANTA EL BLOG!!!!

dory dijo...

Es que a veces sucede sin más.
Demasiadas cosas que sin entenderlas se nos escapan de las manos, pero eso es así.
Como que 8 horas después te lo encontrases otra vez.

PD: encantada, Wendy. Un besico!

Publicar un comentario en la entrada