1 de enero de 2011

¡Oh, por qué no podrás quedarte así para siempre!


Los créditos finales de una película están en la pantalla. Les acompaña una dulce melodía.
El cine está vacio, todavía a oscuras: Restos de palomitas por el suelo, bebidas vacías en los brazos de los asientos, algún ratón intentando encontrar su comida del día...
Y ella con una escoba.
Se mueve al ritmo de la música mientras continúa con su trabajo. Bailotea, soñando despierta, de fila en fila. Tararea la melodía que se vé obligada a escuchar mas de cuatro veces al día y se pierde en la letra de la música.

"... y esta es
tu última oportunidad
para abrazar a esa persona.
Sabes que has esperado mas que suficiente..."


Él entra en la sala a pesar de que está adjudicado en otra. Desde el umbral la mira en silencio. La canción continúa, la oscuridad les envuelve, su presencia le arrastra...
Ella se gira.
Sus ojos se encuentran. La canción acaba...

Las luces se encienden. Nuevos espectadores entran en la sala. El trabajo la llama.

♦Wendy♦




1 Mensajes:

kbezona dijo...

No me sale el mensajito en blogger cuando actualizas... :(
¡¡¡Que bonita mini-historia!!! :D

PD: todos volaremos, pero nos iremos a ver :DDDDD

Publicar un comentario